VENTA TELEFONICA 4314-5100

Destinos

Piriapolis

Piriápolis es hija de un visionario y su condición de tal se refleja en cada uno de sus rincones. Fue  fundada en 1893, en pleno auge de la Belle Époque, por  Francisco Piria, hombre de negocios, alquimista y personaje si los hay, quien originariamente la bautizó Balneario del Porvenir, un nombre que con el tiempo se convertiría en sentencia.  En ella, extensas playas y altos cerros disputan protagonismo, creando un entorno ideal para el descanso.

La ciudad tiene el mérito de haber surgido a partir de una minuciosa planificación para atraer a la aristocracia uruguaya y argentina de fines del siglo XIX.  

Conocerla de cerca suele llevar aparejada la necesidad de adentrarse en su historia,  sus símbolos,  sus tradiciones y la riqueza de su pasado que le regala una identidad única en el presente.  

Piriápolis cuenta  con magníficos edificaciones como una extensa rambla costanera, réplica de la Biarritz francesa, el gigantesco Argentino Hotel que durante mucho años fue el  más grande de América del Sur  y el enigmático  Castillo de Piria.

Sus playas se ubican a lo largo de una franja de 25 kilómetros de costa, desde el arroyo Solís hasta  Punta Negra. Todas ellas, de blancas arenas y aguas limpias, reciben cada verano miles de turistas uruguayos, argentinos y europeos. Hacia el oeste algunas de las más atractivas son:  Playa Grande, Playa Verde, Playa Hermosa, Las Flores y Bella Vista.

Las opciones de diversión de Piriápolis  son amplias y para todos los gustos: parques,deportes acuáticos, aerosillas, circuitos para senderismo, rappel, cabalgatas son apenas algunas de las alternativas que se conjugan con convenientes propuestas gastronómicas y hoteleras.  El balneario también cuenta con vastos escenarios para la pesca deportiva. Además  del puerto local y sus escolleras existen puntos como Punta Fría, Punta Colorada y Punta Negra, ideales para pescar corvinas y pejerreyes.

En síntesis, Piriápolis tiene la magia de presentarse antigua y moderna al mismo tiempo. Sus cerros, bulevares extensos y playas de ensueño, parecen ser mimados por el paso del tiempo.